Noticias Curiosas e Insólitas

Noticias curiosas, insólitas, graciosas e interesantes.
El Blog de las noticias bizarras, sorprendentes e impactantes, locas, raras, lol, extrañas...
jueves, 6 de agosto de 2015

La batalla de los sexos llega al ring

La batalla de los sexos llega al ring

WASHINGTON.- Las peleas a tortas entre hombres y mujeres ya no tienen sus reductos exclusivos en el hogar conyugal y en las consolas de videojuegos. La rivalidad entre los sexos llega el sábado al boxeo profesional. Ese día, Margaret MacGregor se liará a puñetazos en Seattle, en el estado de Washington, con el púgil Loi Chow, en una inédita edición de la "batalla de los sexos".

En momentos en que la mujer reclama un mayor espacio en la vida política y social, MacGregor ha decidido probar suerte en medio de un ring, frente a un hombre de su mismo peso, pero que le aventaja en estatura. Esta será la primera ocasión, según los promotores, en que una mujer se enfrente con un hombre en un combate profesional.

La boxeadora estadounidense tiene 36 años, mide 1,65 metros y pesa 56,7 kilos. Su oponente tiene 34 años, es del mismo peso (el equivalente al "pluma" en el boxeo profesional), pero un poco más bajo de estatura, 1,57 metros.

Ambos tienen poca experiencia en el boxeo, pues MacGregor sólo ha combatido profesionalmente en boxeo en tres ocasiones con mujeres y otras ocho en "kickboxing" (la llamada lucha tailandesa), donde también está invicta.

Miedo a la derrota

Loi Chow, con dos derrotas en su historial profesional, sustituye a otro boxeador, el hispano Héctor Morales, quien, aparentemente, no aguantó la presión de preparar este singular combate y, quizá peor aún, la de pensar en la posibilidad de ser derrotado.

La batalla de los sexos llega al ring

"Una vez subamos al ring y comencemos a movernos de lado a lado, él (Loi Chow) va a tener que trabajar fuerte", sostiene MacGregor, que se dedica al diseño de jardines y tiene un novio camionero, que la apoya y estará con ella el sábado como uno de sus entrenadores.

La pelea, programada a cuatro asaltos y que dejará a ambos la raquítica bolsa de 1.500 dólares, ha levantado un mar de críticas en Seattle, donde diversos sectores de la comunidad lo califican como "un espectáculo muy desagradable". "Ya tenemos los Juegos Extremos, ¿necesitamos los juegos clasificados X", ha protestado el diario "Seattle Times". "Para mí, es un circo", ha corroborado Bert Sugar, editor de la revista "Fight Game" y uno de los más importantes historiadores del deporte del boxeo.

Los promotores de la pelea parecen haberle sacado partido a la controversia, pues la tienen programada como la última de una cartelera de cuatro, el lugar habitual de los enfrentamientos estelares de una velada, pese a que en el programa figura, entre otros, el también peso pluma Martin O'Malley, invicto en 10 peleas y considerado ya una estrella de la categoría.

La hija de Muhammad Ali, también

A sólo cuatro días del combate, la prensa nacional estadounidense comienza también a dedicarle espacio, coincidiendo con un reciente auge en la presencia de la mujer en este rudo y agresivo deporte. De hecho, la hija del legendario boxeador Muhammad Ali, Laila, de 21 años, debutará el viernes en Verona (Nueva York) en combate contra otra mujer.

La batalla de los sexos llega al ring

Según la Comisión Deportiva de Nevada, el 12% de las peleas que se celebran en ese estado son entre mujeres, pero hasta el momento no han tenido una entre púgiles de distinto sexo. "Consideramos que los hombres deben enfrentarse a los hombres y las mujeres deben pelear con mujeres", sostiene el director ejecutivo de la Comisión Deportiva de Nevada, Marc Ratner.

Los comentaristas recuerdan el juego celebrado en 1973 entre la entonces reina del tenis femenino, Billie Jean King, y el tenista Bobby Riggs, que ganó la controvertida jugadora frente a un atleta que al que ya le pesaban los años.

"Si él (Loi Chow) cree que va contra una mota de polvo, va a tener una fuerte sacudida", ha declarado MacGregor, que asegura que este combate no es solamente un nuevo truco publicitario para un deporte mirado cada vez más con mayor escepticismo.

EFE Publicada el Viernes 8 de octubre de 1999